15.5.18 / Lubo Castañeda







Fuerza, expresadas por dos personajes de distintas épocas. A. Smith, en el siglo XIX, creador de las teorías y prácticas de negocios del mundo occidental, entre otras obras fundamentales y F. Flores, consultor de negocios, creador de modernas teorías en el mundo empresarial de los siglos XX y XXI?. Para resumir se puede decir que en los dos aflora taxativamente el concepto de VALOR REAL, que en el mundo de los negocios modernos es tan útil.


En el mundo empresarial y de los Emprendimientos de hoy: “el empresario es la persona que determina las necesidades que parecen importantes en la sociedad actual”, afirma también Flores, de manera que podemos asociar entonces dichas necesidades con el VALOR que paga el cliente para satisfacerlas.


VALOR Y PRECIOS
Hasta hace poco no se consideraba el precio de los productos como una variable que indicara el desenvolvimiento de la economía de una región. Es decir, lo rezagado o avanzado en lo socioeconómico de una región no se expresaba relacionándolo con los precios de los productos o servicios. Pero, a raíz de que los precios ya no los dicta el empresario, sino el mercado, las cosas han venido cambiando sobre manera. En efecto, los japoneses han impuesto un modelo de fijación de precios que esta ligado a su modelo de gerencia, que no es otro que el de la Calidad Total (TQM), tomando en cuenta al CLIENTE y su satisfacción. El precio, entonces, ya no se fija como el costo del producto o servicio más una ganancia simplemente. Se entiende que, adicionalmente depende de algunas otras variables del mercado, en especial la SATISFACCIÓN DEL CLIENTE. Se debe saber y evaluar lo que piensa el cliente del VALOR entregado y si está dispuesto a pagar una compensación económica por dicho VALOR. Cuando valor obtenido y compensación monetaria están equilibrados en la mente de los CLIENTES, hemos alcanzado el mejor precio del producto. Se dice fácil, pero cuan difícil es lograrlo en la realidad. Hacer estudios de mercado, benchmarking y análisis de costos, son los pasos mínimos recomendados. Se podría decir que EL PRECIO es la palabra más importante del intercambio entre el consumidor y la empresa, es decir del NEGOCIO. Por esta razón es que también es un indicador universal para saber el estatus económico de un país, de una organización o de una empresa. Es más, ahora se analiza la relación existente entre los precios de mayor y los precios de minoristas para planificar estrategias económicas.


VALOR Y MONEDA
El concepto fundamental y moderno de la moneda es un signo o unidad que expresa cuantitativamente el valor que alcanza un determinado producto o servicio en un momento dado. De manera que, aquel concepto medieval de soberanía que algunos todavía aluden, no tiene base racional alguna en la nueva economía. En el pasado, los señores feudales acuñaban monedas con sus rostros y escudos para marcar los límites de sus feudos. No se basaba el valor de la moneda en el poder económico, sino en el poder político (o militar) que poseía el señor. Este factor de dominación ha cedido su influencia al poderío socioeconómico, es decir la capacidad de producción de bienes y servicios que posee un país o región para suplir necesidades de la sociedad. Recientemente y en un proceso de evolución constante, el poder económico de un país, depende, sobretodo, de la información y del conocimiento que generados y convertidos por el hombre (ciudadanos) en productos y servicios, se traducen en satisfacción y bienestar de la sociedad, es decir VALOR Público de Capital Social. Por tal razón es que la moneda ya no expresa soberanía, como algunos pretenden señalarlo.

Un claro ejemplo lo constituye Europa. A partir del 1° de marzo del 2002 dejaron de circular oficialmente 8 monedas europeas, las cuales servían para el intercambio comercial entre estas naciones. Ninguna ha renunciado, ni ha visto afectada su soberanía
Europa ha simplificado y optimizado su sistema monetario mediante un largo y detallado programa de adecuación de las economías internas de cada país de la Unión. Este proceso permitió establecer una homologación de precios y remuneraciones a productos y servicios manufacturados y prestados por la gente, con lo cual se unificó la moneda e indiscutiblemente se captaron, y crearon VALORES en cada uno de los países que adoptaron esta homologación.


Visto de esta manera, se observa como la "equiparación monetaria" de un país, con respecto a otro podría ser un proceso de rápido cambio social y económico, si lo vemos como un proceso de Mejora Continua y de formación de Capital Social y no como un simple modelo financiero.


LA CREACIÓN y ENTREGA DE VALOR
Se observa pues, que el VALOR es un concepto poderoso en el mundo empresarial de hoy, aunque su origen se remonta al siglo XIX.
Las empresas, es decir las organizaciones empresariales se preocupan por crear , captar, desarrollar y entregar VALOR , para poder ser sustentables y permanecer en el tiempo. Un punto relevante en esta cuestión es el hecho de que no podemos entregar VALOR si no lo hemos desarrollado. Así planteado, existe una relación causal, que debe resolverse. Esta solución pasa por un planteamiento estratégico que involucra a toda la organización.


La coincidencia entre el significado de VALOR para los accionistas, gerentes ( colaboradores), el Emprendedor y los CLIENTES, es el resultado esperado por el planteamiento estratégico de la organización. Concluimos, el verdadero reto de la empresa/emprendimiento es convertirse en un negocio que crea, desarrolla y entrega VALOR.


Lo poderoso de esta concepción es que ya no se ve a la empresa/emprendimiento como un simple proveedor de ofertas ante una demanda dada (modelo producción/ventas), ni como una aprovechadora de oportunidades para suplir necesidades de la sociedad solamente (competitividad absoluta), sino que ahora se involucra con sus CLIENTES hasta lograr la identificación total de “sus valores”, para hacerlos coincidir con los propios, en una relación muy eficiente desde el punto de vista de recursos, trabajo colaborativo y competitividad además, muy enriquecedora desde el punto de vista ontológico.


De hecho, las actividades y recursos empresariales que desarrollan expresiones prácticas de VALOR se han clasificado en Hardware(instalaciones, equipos, activos físicos), software(procesos, instrucciones, patentes, activos intangibles) y WETWARE(capacidad intelectual de los colaboradores), basando en esta última el mayor peso para crear, captar, desarrollar y entregar VALOR. Este es el punto diferenciador entre la Economía de Emprendimientos y la Economía Tradicional, tal y como se muestra en la Figura.


El WETWARE es el recurso más usado por los Emprendedores en sus emprendimientos y allí se encuentran los Valores Estratégicos, los Valores de Permanencia y desde allí generan los Valores Transformados (Comerciales) que constituyen su Propuesta de Valor, la cual validarán con los Usuarios y/o Clientes para hacer realidad(usable y/o monetizable) su sueño o proyecto de vida.